21 de septiembre de 2006

Camisa feliz

Según Tolstoi, el hombre feliz era tan pobre que no tenía camisa. Entonces, eso significa que el zar se murió, aunque en el cuento eso no parece ser importante.

Eso por un lado, por otro lado, yo si tengo camisas
(aquí la/el lector/a inteligente pensará: "entonces, como el hombre feliz no tenía camisas, tú que si tienes, no eres feliz", que es una conclusión válida, pero no necesariamente cierta), aunque las uso poco, he descubierto una extraña felicidad, no precisamente por usarlas, sino por el contexto en el que las uso.

Me explico.

Hace un par de semanas inicié mis paseos por los pasillos de un establecimiento educacional en calidad de "profesor/alumno en práctica" (profesor dentro del colegio, alumno en la universidad) y es gracias a ese estátus de docente, que usa camisa, hoy puedo decir con propiedad que me considero un hombre feliz.

... ¿Será acaso ésta la segunda entrada de mi blog cuyo título se relaciona con el contenido de la misma?¿Será posible que mi originalidad y el desapego que siento por la titulación de textos se haya acabado?¿Será posible que, por ésta incríble y única vez, el título ordene el contenido del texto que ahora lees? (en éste punto señalo y aclaro que el título de la entrada anterior fue producto de lo escrito y fue colocado después de terminado el texto) ¿Estaré dispuesto a terminar con aquello que me distinguía de mi mismo en mis textos?

Aquí, la/el misma/o lector/a pensará alguna de éstas dos cosas:
1. Si, el autor se ha rendido a la titulación y sus textos se relacionaran con ellos.
2. No, el autor sólo está jugando con el texto, tal como lo ha hecho siempre.

Queridísima/o lector/a, ¿cuál opción, de las dos presentadas y de las muchas que tú imaginas, es la correcta?

Me limitaré a no respondar una pregunta tan sencilla, puesto que la respuesta salta a la vista con una simple y no muy preocupada lectura del texto que ahora, frente a tus ojos, se despliega con tanta gracia y luminosidad como el fondo negro de la página le permite a la letras. Eso sin contar con la fortuna que te podría traer el usar lentes, en cuyo caso tendrías la dicha de ver mis letras a travez de unos cristales, cuya función sería hacer que las letras dejaran de bailar, lo que, en cualquier caso, no le impide a las palabras danzar en tu mente o en tus labios si es que, como yo, gustas de leer en voz alta, tratando de darle un cierto ritmo a los textos, para que los sonidos te recuerden las palabras y no que las palabras te recuerden conceptos.

Pero... esto no es poesía... y de serlo... no rima... y de rimar... no tiene ritmo... y de tenerlo... ¿dónde encontrarlo?

Una pausa (trata de esperar diez segundos antes de leer lo que viene a continuación por favor).













¿Llegaste efectivamente hasta el diez o simplemente bajaste la vista hasta encotrarte con ésta pregunta?

¿Cuantas, de las preguntas que ya has leído, son retóricas? ...¿todas... ninguna?

¿Y qué pasó con el hombre feliz...? ¿Acaso los soldados del zar lo mataron por no tener camisa?¿le regalaron una para luego quitarsela?, de haberlo hecho, ¿no se habría convertido inmediatamente en el hombre "no tan feliz"?¿hubiera curado al zar esa camisa?

Para terminar, una confesión:

Hoy estoy un poco resfriado y me siento culpable pues estoy escribiendo por escribir y no por simplemente escribir.



Nota para las/os interesadas/os:

Retomaré, dentro de un par de días, la escritura de mi blog novela.
Continuaré la escritura de mi novela.

9 comentarios:

Panda dijo...

En mi caso, se trataría de una "falda feliz", aunque a veces también uso pantalones y a veces tampoco soy tan feliz...
Me pasa algo con las clases: o quedo tan contenta que floto, o quedo tan aplastada que no me dan ganas de salir de la cama.

Parece, en todo caso, que hiciste la mejor elección de tu vida al entrar a Español. Eso te hace más feliz que a mí... aunque digan que la felicidad es una elección que se hace todos los días.

abrankill dijo...

retorica.. espera.. segundos... zar-

^^ te quiero mucho! te ves lindo con camisa.

saludos!

Talabartero dijo...

Tal vez la elección correcta fue simplementa la pedagogía...

Y lo de la camisa, es un añadido, como lo hubiera sido en el caso del hombre feliz sin camisa.

Ahora, con respecto a lo que tú mencionas Ale... no estoy seguro de entenderte, ni de entender mi tendencia a escribir sobre tantas cosas en tan poco espacio, y arreglarmelas de algún modo para que tengan sentido.

Eso me agrada.
Yo también te quiero, cuidate mucho y sonríele al mundo, para que le mundo te sonría.

;o)

_bittersweet.rodrigo dijo...

Yo si creo que la conjunción de elementos , su configuración en determinada forma, en determinado orden (o desorden), en determinado momento, etc. dan origen a un nacimiento, a la creación de algo que nunca existió en su subjetividad.
Gracias por pasarte por mi blog, me gustaría que se diera más seguido.
Un abrazo.
Rodrigo

Evelyn dijo...

Para mi serían "Tacos Felices", claro que sin ellos no dejo de ser feliz. Te confieso que me divertí mucho leyéndote algunos pasajes.
Espero, aunque me gusta también esta modalidad, que retomes los títulos "incoherentes".
Cariños, Evelyn.
PD. Perdón por la demora.:D

Mabel dijo...

Si, esperé los 10 segundos, y no cabe duda que el autor sigue jugando con el texto... me entretube leyéndote.

Saludos

Mabel dijo...

¡AH Eve!,un pequeño alcance es P.S no P.D, osea, después de la escritura (scripto) no después de la fecha (data), por si te sirve cuando pases la estructura de la carta en el cole..., me enteré hace poco.
:)

muñeka maltratada dijo...

uh!! anillos y collares y aros negros brillosos gotikones malvados hermosos envidiables- felices =D

jeje. Supongo ke en mi caso podria decir ke soy feliz con mi carrera, aunke trabaje cerca del area, pero no definitivamente en ella :s

Por otro lado, no era solo feliz el hombre sin camisa porke hacia lo ke le gustaba, supongo ke no tenia mas aspiraciones y sin metas inconclusas uno tbn es como feliz.. creo.

Gracias por el comentario sobre los sueños rotos. Fue un momento medio complicado, y me lo pregunté todo como si tuviera 15 años. Las cosas perfectas no existen, por eso son sueños. Ahora ke acepto ke los sueños se rompen, intentaré solo vivir realidad y soñar realidades felices =D

muñeka maltratada dijo...

=D ke bueno ke te haya gustado, osea.. en verdad kería saber tu opinion al respecto.

Creo ke al final hay una resignacion, despues de todo existe un consuelo, ke no estaba buscando, un abrazo ke no siente, pero ke sabe ke existe.

Y los colores, mejor concentrarse en eso ke el miedo, ya no habia nada ke hacer.

en todo caso, esto es un sobrenalisis para mi gusto, olvide explicar ke este relato, lo soñe hace 2 dias.
y lo ultimo ke recuerdo del sueo era el abrazo ke no sentia y los colores.