3 de septiembre de 2006

Erotismo


Te evitaré el sufrimiento de leerme por leerme y escribiré poco. Al menos lo suficiente como para poder escribir.

Por alguna razón desconocida (posiblemente porque estoy escribiendo una novela protagonizada por una mujer) estoy sientiendo ciertas carencias en mi vida que la literatura y la imaginación no pueden suplir. En este momento, tienes mi permiso para pensar lo que quieras, puesto que en un par de lineas más leerás y comprenderás (eso espero) la idea a la que me estoy intentando referir.
La literatura puede llegar a ser muy sugestiva, tanto o más que una imagen, sobre todo si se deja a la imaginación el detallar las situaciones. Para aclarar otro poco lo que escribo, te cuento que estoy leyendo Eva Luna (para un control de lectura), pero el deber no ha sido tal, desde el momento en que me di cuenta de que de lo leído podía sacar algo más que preguntas para comporbar la lectura.
Evitaré comentarios a propósito de la obra y me limitaré a escribir que hace ya un tiempo que por mi mente se pasean, de vez en cuando, pensamientos que podrían animarme a escribir una novela erótica (despues de todo, soy un ser humano), pero que no pasan más allá porque me limito a olvidarlos lo más pronto posible, tratando de convercerme de que pensar en encuentros furtivos cargados de pasión con alguna hermoza mujer, no son las cosas que debiera pensar... sino que debería preocuparme de mi tésis y de mi práctica.
La lectura me ha descrito con algunos detalles y algunas omisiones algunos encuentros amorosos de aquellos que nunca he vivido, pero mi intención no es hablar de mi vida... aunque tal vez si lo sea.

Es extraño sentir la "necesidad" de ventilar sensaciones y pensamientos por un medio escrito y masivo como éste, pero la seguridad de que no más que un puñado de personas lo leerá, me da una extraña sensación de calma, eso acompañado de saber que lo que estoy escribiendo no es más que producto de una necesidad de escribir, y de un par de ideas que me llegaron desde que tengo como fondo de pantalla el rostro de una mujer de la que estoy platónicamente enamorado (personaje de una serie de animación) y de ciertos pasajes de Eva Luna.

Es realmente extraño como algo que nunca tuviste y que desconocías, puede convertirse en necesidad una vez que sábes lo que es.
La idea del erotismo es muy antigua, y se relaciona estrechamente con Afrodita y con su hijo: Eros. Aunque en estos tiempos sea mucho más fácil pensar en el erotismo y relacionarlo con un cuerpo, preferentemente del sexo opuesto, desnudo e insinuante. Entre parentesis, buscar erotismo en google (en imágenes) deja bastante que desear, puesto que la palabra se ha desvirtuado mucho.

Recuerdo con mucha claridad y nerviosismo mi primer beso. Recuerdo muchos otros besos luego de ese, cada uno más o menos cargado de sensaciones. Pero el recuerdo no lo es todo, y hay momentos en los que por mi mente y en mi piel siento la necesidad de besar, de tocar y de ser tocado. De acariciar un rostro delicado y suave, de dirigir mi mirada a unos ojos que me vean como yo los veo, de decir algunas palabras tontas y enredadas. Necesidad de callar por unos instantes y con eso decir todo lo que con palabras no pude...
Es un siemple cambio de perspectiva. Los personajes de un novela pueden hacer lo que quieran, siempre que al autor así lo tenga contemplado. Yo no soy mi autor, por lo que mi libertad no es tanta.
Por otro lado, yo tengo la ventaja de existir fuera de la novela, lo que me permite hace cosas que ningún personaje podría pensar siquiera. Yo tengo, con respecto a ellos, una existencia atemporal, lo que me abre posibilidades infinitas.

Siempre llega un momento en la vida de cada persona en la que se da cuenta de que necesita algo más. Para algunos es la carrera, para otros es el dinero, y para unos poco es el amor. Yo no sé qué será... me siento feliz con lo que estoy haciendo: pleno. Pero la sensación de que algo falta no me abandona, salvo a veces, cuando escribo.

Posiblmente ésta imagen no te diga nada, sobre todo si no eres hombre, pero a mi me parece perfecta. Me gusta el contraste, las lineas curvas, suaves y sugerentes. Por si sóla, la imagen entraga muchas más cosas de las que se ven.

Espero que no confundas las ideas. No hablo de una necesidad carnal, sino de una mental... espiritual si tú quieres. La belleza no es tal si en ella esta todo, tiene que haber algo que quede por descrubrir, tiene que haber un misterio.

Eso es erotismo: un misterio... una necesidad de misterio...


... una necesidad de develar un misterio

8 comentarios:

Paul dijo...

hola master... sorry no poder postear con la suficiente frecuencia q quisiera pero uste sabe q no hay tiempo...

weno, q mas decir q igual lo he echao de menos (ningun sentimiento homosexual, ya q hablamos de eros y esas cosas.. pero es mejor aclarar.. jeje)... pero en fin esperar q algun dia nos juntemos a sharlar como ha sido tradicion.. jajaja


weno eso seria... no ando muy inspirado, ademas q ando medio bajoneado, pq weno.. algun dia te contare.. es una historia q aun no tiene final.. esta en desarrollo.


ok.. cuidate mucho y nos vemos lgun dia... q estes bien.. aiooozz

abrankill dijo...

me llego al alma.. me dejo inquieta y pensante, he pensado mucho sobre muchas cosas ultimamente. tu tema me llama la atencion, te felicito.

creo (muy extramente) que deverias cocentrarte en tu tesis! que es lo importante.

hace bien desahogarse :D yo tambien lo hago, pero hay que despertar todos los dias.

te quiero mucho, espero verte pronto. cuidate!

Anónimo dijo...

Hay algo que me llama la atención...por primera vez el título tiene relación con lo escrito ¿o me equivoco?.

Erotismo xD me da risa, supuestamente ese era el tema de mi propuesta de arte en 4to medio (el cual fue inventado por el profesor después de ver 3 trabajos hechos), lamentablemente no supe seguir la linea y me reprobaron, jojo, triste, pero no se podía esperar más de algo montado en 5 min.

Volviendo a lo que tú escribiste,te cuento un secreto =D hace harto tiempo atrás yo escribi uno...pero tuve la mala idea de mandarselo a un ninio que malinterpretó todo =( de ahi nunca más.

Si tu llegaras a escribir algo asi, me encantaría poder tener la oportunidad de leerlo.

UtZ_

Talabartero dijo...

jejeje...

sí, es la primera vez.

Mabel dijo...

Solo pasaba por aquí y me pareció prudente escribir, aunque para variar no se que decir, solo que es un buen post y, que creo que la literatura erótica es muy difícil de conseguir porque hay que imaginar y un tanto racionalizar sobre algo que es sólo sensación o sentimiento, yo por ejemplo núnca he podido escribir algo erótico, ni siquiera una frase me da como verguenza y eso que probablemente nadie lo va a leer.

Chao Roberto que estes bien.

abrankill dijo...

hermano hermano! recorde otra cosa q te pedi! el librillo =) la divina comedia, por si se te habia olvidado.
te kero mucho!!!!
ya nos veremos =D

adios!

Evelyn dijo...

Tú eres tu propio autor, por qué no?? Me agradó leer esto, es una nueva perspectiva de ti. Y te encuentro tooda la razón. Claro que podrías replantearte eso de sentirte "pleno", si no... por qué el tema...?? Léete de nuevo.
Cariños, Eve.

Herunamo dijo...

Primero que todo quisiera saludarte y en segundo lugar comentarte que no nos conocemos ni por si acaso, pero llegué de alguna manera a tú blog. En vista de lo anterior, quisiera comentarte algo pequeño respecto a tu post del erotismo...

"Eso es erotismo: un misterio... una necesidad de misterio..." (Talabartero, 2006)

El erotismo es precisamente lo que describes en esa frase, un misterio, una necesidad de misterio. El erotismo es una manera de salvar el vacío insalvable de nuestra experiencia. En tanto seres discontínuos que somos e irremediablemente aislados los unos de los otros por un abismo de discontinuidad, el erotismo se transforma en una llave mediante la cual podemos salvar esta distancia por un segundo. Cuando la intencionalidad desbordada que desencadena el fenómeno erótico logra por un instante romper el vacío, sólo en ese momento experimentamos la fusión y complementariedad consustancial con el OTRO, o si se quiere con la alteridad. El punto radica, en que la única posibilidad de salvar el abismo de discontinuidad con ésta alteridad tan radical, es por medio de la descomposición y el término de la experiencia enclaustrada de nuestra vida y eso, en definitiva se llama muerte, solo en la muerte conseguimos la unificación y es por eso que la experiencia erótica esta tan ligada a la muerte, a un principio tanático.

Saludos, muy buen post...