20 de noviembre de 2006

Odirruba abatse

Hace unos días, noté que la mayoría de las historias ocurren hace un tiempo atrás que puede o no estar definido. Pero no quiero escribir de eso, sino de esto: hace un par de días, mientras conversaba sobre mis clases con un buen amigo, se me hacía casi imposible relatarle lo que quería sin sonreír, y es que todo cuando recordaba, y recuerdo, me evoca una sensación casi inconmensurable de alegría y satisfacción. Resumo esa idea con un cita de mi autoría, que dije entonces, casi al terminar la conversación:

"Me encanta hacer clases"

Y es tan simple como eso. Hasta ahora, nunca había disfrutado tanto haciendo algo... y a veces ni yo mismo me lo creo, mucho menos mis alumnos, que se niegan a creer que a mi me agradan los días lunes porque tengo clases con el 2º y el 3º.

La semana pasada, llegué a la sala del 3º con una alegría que no me cabía en el cuerpo y les dije: "Hoy estoy muy feliz, y tengo unas irrefrenables ganas de hacer clases", a lo que me contestaron con una pregunta: "¿por qué tan feliz profe?" y mi respuesta fue la que tú ya te imaginas: "porque es lunes"... PLOP! hicieron ellos, pero a pesar de eso, la clase me salió bien.

Ya es un reflejo en mi: pisar el suelo de una sala de clases me hace sonreír automáticamente.

Pero como no todo lo que brilla es oro, el martes pasado tuve un problemilla con uno de los cursos... y mi reacción fue pedirles su opinión sobre mi, mis clases, etc. Y que además, si así lo querían, me dieran sugerencias o cosas por el estilo, para mejorar la relación y acabar el año en buena onda.

Para dicho efecto, confeccioné un buzón, que llevé el mismo martes en la tarde, en el que ellos depositarían un papel con sus comentarios, etc. anónimanente, si así lo querían.
Sus comentarios me dejaron muy pensativo y contento. Algunos firmaron, otros no lo hicieron, pero escribieron cosas que me daba pistas sobre su identidad, y la mayoría simplemente dejó el papel sin firmar.

La mayoría de los comentarios son positivos, muchos rescatan que mis clases son fuera de lo común (eso me hace muy feliz), y algunas me instaban a usar más mi estilo propio, más que alguno copiado, de clases... por lo que el día jueves, llevé el remo al colegio, hice que juntaran todas las mesas en la parte de atrás de la sala, y los senté en el piso, el rededor mío. El remo fue un totem y muchas otras cosas... nos reímos, conversamos y sin que se dieran cuenta, definimos explicamos y ejemplificamos las formas básicas del texto expositivo.

Además de eso, luego de haber usado el buzón, me siento más cercano al curso, porque ahora entiendo mejor su posición con respecto a mí.

En el otro curso, probé surte con el buzón, pero no resultó del todo, porque muchos simplemente se abstuvieron de depositar un papel, y de los pocos que llegaron, no puedo armar una opinion general.

De todas formas, la idea me quedó gustando, por lo que ahora llevo el buzón a todas las clases y les digo: "cualquier queja o sugerencia, se acepta por escrito. Depositenla en el buzón" y sonrío.

Claro que el viernes... hubo un fallo en el sistema... en la mitad de la clase, le hice una pregunta a un alumno, quien me respondió que no me había puesto atención, yo le dije que si encontraba que yo o que mis clases eran fomes, que lo escribiera y dejara el papel en el buzón, que para eso lo había llevado, entonces me contestó que yo había llevado el buzón para que ellos no me dijeran las cosas a la cara.
No pasó ni un segundo, y con toda mi calma contesté que era todo lo contrario, que había llevado el buzón para evitarles a ellos el decirme las cosas a la cara, pero que si así lo quería, yo detenía la clase, para sentarnos en ciculo, y que ellos me dijeran a la cara todo lo que querían, "por mi, encantado" dije con toda sinceridad.
La sala entera guardó silencio unos segundos, y el alumno me miró con un poco de vergüenza y me pidió que continuara la clase. Del mismo modo algunos/as de sus comapañeros/as me dijeron que "siguiera la clase no más".
Aún no sé como reaccionar frente a ello, mañana (hoy lunes) me toca clases con ellos... supongo que veré qué pasa. Tal vez cambie la clase por otra cosa... o tal vez cambie la clase estandar por una clase más acorde con mi estilo jejejeje.

Todo en la vida tiene sus altos y sus bajos. Por ahora, creo que estoy en un alto, que ha tenido algunos baches, pero sigue siendo alto...

Ya vendrán las vacasiones... y ahí estaré en mi período bajo...

Es sólo un cambio de percepción.

Maybe it's not a cat... maybe it's just company

7 comentarios:

Er Fede dijo...

Leí tu blog y no me aguanté... http://podandoeljardn.blogspot.com/

Paul dijo...

q bueno q te guste lo q haces... con gente asi el pais surgirá.
pasaba a saludar solamente...

weno q estes bien.. cuidate nos vemos

Panda dijo...

Entonces no hubo fallo en el sistema... porque igual lo dejaste calladito.

Si a mí me hubieran salido con algo así, no habría sabido cómo hacer frente a la situación. Admirable.

Parece que se desestancó la extracción de carbón en Lota, ¿no?

Ah, y vas a tener que poner notas buenas en tu tesis, porque nuestros pobrecitos alumnos se ponen a llorar... (y no es talla, pregúntale a la Anita lo que pasó con las notas que puse hoy).

¡Saludos!

veterana agradecida dijo...

¡Qué reconfortante leerte, qué esperanzador! Soy una trabajadora con más de una década en la educación y ,a pesar del cansancio, del frío, del fin de mes...me encanta hacer clases.Hace un tiempo atrás, mientras escuchaba noticias acerca de "los tres heridos, dos muertos, choques etc." , pensaba en lo afortunada que era, pues en 5 minutos estaría entrando a un salón de clases donde me esperaban jóvenes y jóvenas hermosos, alegres, creativos, todos llenos de vitalidad, ahí estarían , en sus mundos, esperando ser seducidos por el nuevo aprendizaje, por la nueva o rutinaria actividad y dispuestos , generosamente, a entregar su frescura, su tristeza o su crítica lapidaria...
Roberto, ya estás preparado para ser un gran profesor: Sonríes y te gusta compartir lo que sabes.
¡Felicitaciones!

Anónimo dijo...

...disidente jeje: pienso que si yo hubiese sido la alumna te hubiese pedido que dejaras tus inseguridades y necesidad de comentarios pa tu vida privada o pa después de clases, porque no me interesaba el jueguito del círculo (a qué? ...las palabras se piensan y salen igual en "la posición tradicional"), ni tampoco tu intensión de solucionar "los problemas" en el momento ...lo que, desde luego, dista mucho de mi hipotético interés en una clases buena y entretenida... na más eso...
...tu alegría de profe, disfrútala; lo del buzón ta bueno, pero que tu afán de ser un buen profe, conciliador y demases, no invada el espacio psicológico, físico, mental, et al. de tus estudiantes...

noio

Talabartero dijo...

Muchisimas gracias por tu comentario "veterana agradecida".
Nuncá pensé que mis desvaríos lograrán lo que tú mencionas.

Pocas personas tiene la fortuna saber lo que realmente se siente estar en una sala de clases haciando clases... es realmente una sensación indescriptible, que me llena de felicidad y orgullo.

Gracias de nuevo por tu comentario.. y por lo de que "ya estoy preparado para ser un gran profesor", hiciste que me sonrojara.

Anónimo:

No entiendo mucho tu comentario, pero si me alegra que no fueras el alumno que del que hablé.

Gracias de todas formas.

Feñi dijo...

"...pero que tu afán de ser un buen profe, conciliador y demases, no invada el espacio psicológico, físico, mental, et al. de tus estudiantes..."

Le gana a cualquier ejemplo de textoide de Gerardo Álvarez ("¿vas a ir a la fiesta?", "no, soy rubio").