25 de junio de 2007

Sólo por cusiosidad

Deberías estar ya acostumbrada/o a descubrir tarde o temprano, que los títulos de mis entradas en este blog nada tienen que ver con el texto en sí, a menos que tengas una mente privilegiada y seas capaz de encontrar relaciones donde simplemente no las hay, o donde el autor, o sea yo, no quiere que las encuentres.

Ha pasado una buena cantidad de tiempo desde la última vez que le dediqué unos minutos de mi tiempo a este espacio virtual en el espacio virtual, y desde aquella vez han ocurrido muchas cosas que han afectado mi forma de ver a muchas otras cosas.

Porque no sólo de malos momentos está hecha la vida:

Esta rosa de chocolate, me la regalaron mis alumnas el día en que se celebró el "Día del Alumno", con el correspondiente cambio de género, por ser un liceo femenino. No pequeña fue mi sorpresa, pues mientras el curso participaba de una convivencia (de la que yo también formaba parte), la directiva comenzó a hacer entrega de estos presentes a cada una de las integrantes del curso, al terminar, la presidenta dijo: "Ahora viene un momento espacial, porque si bien ya no es alumno, algún día lo fue. Esta es para usted profesor".


Casi lloré ahí mismo.

Tiempo después, en el colegio Amanecer (el de Coronel), el centro de alumno ideó un "Día del Clavel", en le que se repartirían, previa compra de parte de los interesados, claveles blancos en signo de amitad y rojos en signo de afecto. Muchos claveles fueron repartidos ese día, en particular a mi me llegaron dos; mucho más de lo que esperaba. Son blancos, aunque uno parece tener tintes rosados, ámbos llegaron a mi con afecto y... bueno, demás está decir que el gesto fue suficiente como para afectarme.


A los pocos días, en el Liceo, ocurrió un evento que me tomó por sorpresa: las mujeres del establecimiento tenían preparada una celebración por el día del padre... y yo estaba invitado. Hubo una recepción, con discurso y parafernalia, luego un poco de comer y beber y finalmente, cada uno de los hombres participantes, tuvo que cantar una canción en karaoke, para recibir un regalo.


Otra de esas sorpresas que te alegran una semana entera.


Después de todo, soy un poco sensible.

5 comentarios:

Beita dijo...

vaya vaya... agradables sorpresas. Yo ultimamente solo he recibido una gran sorpresa y debo reconocer q es buenisima... pero aun asi, no puedo dejar de pensar en toooodo lo q tengo q hacer hasta el miercoles.

Me agradó el título...

Solo por Cusiosidad... como si quisieras cuchichear, curiosear acusiosamente y ... dormir. (Interpretación del lector en relación a su propia vida).

Ya... mucho dar jugo
Fue un momento de relajo antes de seguir con lo q tengo que hacer

Saludos

Y felicitaciones ;)

Cahno da Wolf / AustroLobo dijo...

Es grato ver aquellas muestras de aprecio, pequeñas cosillas, no.

Un abrazo desda la patagonia, viejo

Cahno dijo...

Otra cosilla, disculpa por la falta de posteos, esque su sabes que soy re flojo, además sumemosle que estoy estudiando ..., como sea, ya me pondre al día, talvés me apunte con mi propio blog o.o

UtZ_ dijo...

Creo que siempre es agradable recibir distintos tipos de demostración de cariño sin importar de donde vengan.

Es rico saber que te aprecian =) cosa que a mi no me ha pasado mucho en el último tiempo...jaja pero no me quejo....mucho.

=)
No tengo mucho que decir. Aunque no me creas te he extrañado bastante...ahora recién tengo un respiro de la u y me doy cuenta que hace siglos y siglos que no hablo con tú, ni se nada de ti.

Venga a Santiago para ir columpiarnos por ahi =D

Feñi dijo...

Qué lindooooooo

Te haces querer... ;)
Sé que es mejor no hacerse expectativas, pero apuesto 10 lucas y una patá a que en el día del profesor te van a tapar de regalos.

Saludos!