18 de julio de 2007

Ortopedia

Televisión, diarios, radio, espejos, ropa, computadores, consolas, comida, dinero, libros o largas horas de sueño: Ortopedia, pero no necesariamente de cuerpo.

Ahora, ¿la felicidad está dentro o fuera de nosotros?

Casi me dejo llevar por esas incontenibles ganas de usar puntos suspensivos, pero he decido dejar de abusar.

Cada uno elige la forma en la que se escapa de sus problemas, o acoge a las soluciones; a veces una simple evasión es todo lo que se necesita, a veces hace falta un reinicio y a veces es necesario no hacer nada y continuar con la rutina aplastante y desoladora.

Reemplaza tu vida con televisión.
Reemplaza tu relajo con unas horas de sueño.
Reemplaza tus sueños con una distracción sencilla y duradera.

Gasta tu dinero en felicidad y gasta tu felicidad rápido, para que no expire entre tus dedos. Luego disfruta de lo que te queda de amargura, que muy rara vez encuentra su final.


Date cuenta de que las vacasiones te cansan más que todo el trabajo del año.


Déjate llevar...

Y bueno, no siempre se puede contra los instintos; los de los puntos suspensivos.

No deja de ser interesante como, de un día para otro, lo que siempre había sido una cita interesante y totalmente descontextualizada, se convierte en algo parecido a un grito de guerra; de la guerra que se libra dentro de ti entre dos bandos que no tienen como ganar pero que se niegan a perder. Y la pregunta queda en el aire, la leas como una cita o la sientas como una realidad: ¿ser o no ser?

¿Ser qué?, tal vez eso es más importate y más interesante que el decidir si serlo o no.

¿Qué tiene de bueno reconocer las propias debilidades?¿Sería distinto el mundo, MI mundo; mi vida, si me negara a abirir los ojos?

Necesito hacer clases.

6 comentarios:

Feñi dijo...

Uhm... me huele a crisis- existencial- post- titulación (ando en la misma).
Pero...



(espacio suspensivo)




DON'T GIVE UP!! Ya vendrán tiempos mejores, con contrato indefinido por 44 horas, sueldo superior a las 500 lucas, cuenta corriente, crédito hipotecario y tarjeta Visa :D
Y dicen que el dinero no hace la felicidad... gran mentira. Lo que sí puede ser cierto es que el dinero NO ES PROPORCIONAL al grado de felicidad.

Ahm, y tu pregunta fue contestada en mi blog :P

¡Saludos!

Anónimo dijo...

distancia ...abuso suspensivo
...no me gusta leer como te amargas, see, enójate conmigo por no saber quién "es", aunque creo que sabrás, enójate porque "alguien" te escribe para regalarte un regaño ...deja de autocompadecerte y de buscar esa supremacía de espíritu en la equilibrada aceptación de tu propia autocompación, es patético que te quedes encerrado, que no tengas más vida que una sala de clases ... ...
... ... ...
... ... ... ...no te quedes de "esperanza"

un abrazo y un beso
non io

Feñi dijo...

Aunque no comparto el tono ni el anonimato del escribiente de arriba, creo que algo tiene de razón... a lo mejor sería bueno salir un poco más al *mundo* y proyectar tus acciones hacia otras esferas. Porque el trayecto trabajo-casa-trabajo me parece un poco achacante y chato para una persona tan joven como tú.

En todo caso, esto que digo es totalmente IMHO y no significa que sea la verdad absoluta... ni siquiera significa que yo lo practique, pero al menos suena bien en la teoría. :D

Rob dijo...

Tiempo que no te veía por aquí Caro, ya me parecía que faltaban tus comentarios no carentes de cierta acidez y correcta mesura.

Obviamente que no te responderé con la absurda lógica de un emo o de un depresivo, aunque tal vez sea lo más fácil.

Si quiero hacer clases es mi elección, si quiero "salir al mundo" también es mi elección, si quiero tomar en cuenta tus comentarios: mi elección.

Resulta que me agrada hacer clases, eso no significa encerrarme o cambiar del enccierro de la sala de clases al encierro de mi departamento, eso sólo significa que disfruto lo que hago.

Por lo demás, ¿qué parte de trabajar en dos lugares distintos por un suelfo y vivir de ellos y darme gusto es NO salir al mundo?... Podría haber decido no trabajar, podría haberme quedado vivienvo tranqulio amparado por la seguirdad que me ofrece mi familia, podría haber descansado el año entero, pero el mundo no es sólo ese que se nos pinta más allá de la del colegio o de la U; vida social, el munod también es trabajo, y a veces con ese tienes más que suficiente.


PD. Creo que te lo dije una vez, pero si no lo hice, lo hago ahora: me carga que me compares con esperanzas, cronopios o famas.

Padyta dijo...

UPSSSS!!!

Anónimo dijo...

...no me has visto, sólo me intuyes y luego decifras, porque claro, así lo quiero. Lo de "esperanza" tiene una razón: me pediste que no me perdiera, acepté pero te pedí lo mismo y tu nada de nada ...y sí, me dio un poquito de pena.
No me habías dicho que te cargaba lo de "esperanza", en todo caso, te lo diría igual, porque así te veo.

chau y cuídate de ti
...ah, hoy no te dejo un abrazo ni un beso, porque estoy segura de que aunque imaginarios, tu molestia conmigo no los recibiría.

non io