5 de agosto de 2007

Matemática

Quiero que quede claro que las cosas que leerás no están predefinidas ni post-definidas, sino simplemente se presentan tal cual son y como resultaron en el momento de ser concebidas por mi mente mientras tecleaba tan rápido como mis dedos me lo permitían, tratando de evitar al máximo los errores de ortografía y gramaticales, sin dejar de lado la puntuación.

Tengo ganas de escribir, de esas ganas de escribir que me permiten hilar ideas sin sentido y que, a veces, hasta me permiten hilar ideas con sentido logrando de esa forma construir textos que a veces tienen sentido por si mismos y que en otras ocaciones quedan perfectamente bien hilados y parecen la continuación de un texto anterior que no existe o que existe en mi subcoinsciente y que no he escrito todavía. ¿Y de donde viene todo eso?, pues de una conversación, si es que se le puede llamar así, que tuve hace poco minutos por msn, en la que me dí cuenta de que estaba escribiendo mucho y que en realidad no estaba diciendo nada, esto porque me limité a repetir palabras y sonidos construidos con letras al azar, logrando el maravilloso extrañamiento en el sujeto quien estaba sujeto a leerme puesto que tenía la ventana de conversación abierta y esto lo sé porque a cada una de mis intervenciones sin sentido aparecía una respuesta con sentido que me dió la sensación, la impresión y la seguridad de que estaba efectivamente logrando comunicarme, si es que eso es comunicación, con el otro ente al otro lado de internet, si es que internet tiene lado, porque en lo personal yo lo dudo, y no es que lo dude como quien duda sobre la existencia o no del Monstruo del Lago Ness, es solo que dudo que internet tenga lado porque, básicamenten internet no tiene una forma definida más que aquella dada por la palabra y su significado, pero sabemos que eso no es suficiente porque tenemos el concepto de red como un conjunto de computadores que están conectados entre sí, por lo que la idea de que alguien está al otro lado de internet podría ser algo simplemente como al otro lado de la linea(telefónica), en su momento, cuando las comunicaciones se hacían, en su gran en inmensa mayoría, telefónicamente, pero eso sigue creando el problema de la red porque, como todos sabemos, las conexiones telefónicas y de internet no son de un lugar específico a otro lugar específico, sino que pasan por condensadores y distribuidores y servidores y otros elementos, además de los cables y eso sin contar con el aire cuando disponemos de telefonía celular o de internet inalambríca, lo que crea otro singular problema con respecto al espacio físico que vendría a ser el otro lado, considerando que generalmente, cuando esta frase: el otro lado, es enunciada sin contexto, se asume casi inmediantamente que el hablante se refiere a la muerte o al plano que está más allá de la vida, quizás en otro espacio que se opone al plano en el que vivimos y por eso se le llama otro lado, haciendo uso de esa maravillosa herramienta del lenguaje llamada Eufemismo.

¿Has pensado alguna vez en lo maravilloso y dulcemente encantador, sin dejar de lado lo empalagosamente pegajoso, que sería el mundo si todos y cada uno de nosotros tuvieramos la oportunidad de hacer todo aquello que tenemos la necesidad de hacer así tan libremente como yo al escribir aquí cuando y como se me da la maldita y tremebunda gana?

¿No te parece que es impresionantemente interesante y altamente estudiable la existencia de cierta clase de preguntas, de esas que generalmente se enuncian empezando con una afirmación y/o una negación y que son acompañadas de una cantidad casi insufrible de información, además de que suelen ser en extremo largas de leer y de comprender, pero que tan solo exigen de parte del lector un esfuerzo mínimo de respuesta pues la úncia que dichas preguntas buscan es una simple y casi sin importancias a riesgo de parecer indiferencia afrmación o negación?




Si encuentras la relación entre el título y lo que escribí, te regalo una figura de origami a elección (qué esté dentro de mis posibilidades obviamente).

7 comentarios:

Cahno da Wolf / AustroLobo dijo...

Veamos, punto uno, me apunto para el concurso del origami.

En matemática sumas 1 mas 3 para obtener 4, o con variables conocidas como e^(pi*i)+1=0, o variables desconocidas que debes operar para obtener el resultado 4a-8b=37

Según mi muy soñolienta apreciación, tu texto es una ecuación.

¿Gané?

En este momento no estoy en las mejores condiciones como para postear, pero, ¿es realmente necesario escribir algo más? ¿saldría de ser una apreciación personal de un escrito subjetivo?

No veo mucha compatibilidad en ambos aparte de iniciar una conversación y compartir o discutir criterios y puntos de vista.

He ahí el paradigma, puesto que aquí estoy a ñas 12:17 am escribiendo.

Como sea, este domingo ha sido largo para mí, pero tenía que darme un tiempo para leer vuestros textos entre tanto estudio.

Mis saludos y nos leemos, algún día.

Beita dijo...

Científicamente hablando todo podría traspasarse a numeros, incluso el numero de palabras por minuto que puedes leer.
Por ejemplo, tu texto tiene 2 paginas (en word, times, 12, espacio simple), 3 párrafos, 59 líneas, 703 palabras y 3361 caracteres escritos, sumandole los sin espacio tienes 4068.
un punto con el que no estoy de acuerdo con tu texto es que la matemática quiere expresar algo de la forma más sencilla posible, y como ocurre con los teoremas matemáticos y con su solución es que te lleva mil pasos y mil ideas lograr resolverlo, para explicar una fórmula con pocos elementos.
Quizás tu texto es toda la elaboración que hay detrás de tu simple gusto por escribir.

Ahora bien, no se por qué me habré sentido "identificada" con esas uniones de letras casi sin sentido que si adquieren un sentido cuando de comunicación se habla: es imposible no comunicar (uno de los axiomas principales de la comunicación) y al estar escribiendo eso simplemente estas queriendo comunicarte con alguien y comunicar algo que puede ser desde, estoy aburrido a preguntame lo que se te ocurra o simplemente quieres comunicar cosas sin sentido que permitan sentir justamente que aún se pueden tener conversaciones sin sentido con las otras personas.


En fin, no se si gané o no, pero yo también doy jugo de vez en cuando, y hoy fue un dia de esos jejejeje.

Saludos

B.

Padyta dijo...

hola.
hay una axioma o ley ( la verdad no estoy segura como se lalama), qeu dice: 2 el orden de lso factores no altera el producto". pue sbien yo creo le vien a lo que escreibes, ya que dices qeu tan solo escribias al azar, entonces igual lograbas comunicarte...de alguna forma desordenada u ordenada expresar las cosas...
saluditos!!!

Mabel dijo...

Mi fuerte no es la matemática pero todo sea por una figura de origami jajaja
Supongo que si nos instas a buscar la relación entre el título y lo que escribiste es por que lo hay, bueno si no lo hay no importa porque según la RAE la matemática es una ciencia deductiva que estudia las propiedades de los entes abstractos, como números, figuras geométricas o símbolos, y sus relaciones. Así que este mismo proceso de buscar la relación entre el título y el texto ya sería un ejercicio matemático dado que las palabras son símbolos. Este mismo ejercicio de búsqueda de relaciones entre los símbolos me parece que fue lo que hizo tu contacto mientras tú le escribías símbolos sin sentido jaja, que entretenido eso. A mi modo de ver esa es la relación.
Se puede seguir participando?

Saludos.

Paul dijo...

tu escrito y sus respectivos posts son de un nivel intelectual superior al mio, por lo q no podria escribir nada inteligente, y menos algo referido con matematicas.. sorry






"la suma de 2 catetos en un triangulo isosceles da como resultado el valor del 3er lado"

eso se me ocurre.. ta bien??


ya eso nomas.. pasaba a saludar cuidate
q estes bien

salu2















(si lo se... es en un triangulo rectagulo, pero guarda el secreto)

Feñi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dakini dijo...

Matemáticas…mmm, sistema abstracto, intangible, que ordena, estructura y limita el mundo tangible. Lenguaje abstracto, aún más encabronado, pues exige el máximo de quién lo lee, es más, no se puede prácticamente leer si no se resuelve el misterio primero. La muy maldita sabe que el resultado es uno, pero hay más de un camino para llegar a él. Se entretiene la muy perla, viendo como se rompen cabezas y nervios por ella. ¿Quién descubrirá un camino nuevo esta vez? Por otro lado y ves, que digo lado, sin ella no tendríamos noción de un concepto de espacio y esto es de suma importancia, ya que tanto el mundo físico como el psíquico se ordena a través de los necesarios espacios que resguardan nuestra intimidad e integridad. Y es que es innato en nosotros el delimitar espacios. Algo cerrado debe guardar los recuerdos, los íntimos se guardan en espacios cerrados. No hay como la tonalidad y la carga emotiva de un recuerdo en la casa, en la habitación, donde cierro la puerta y me guardo de un lado. Incluso en el teatro se sintió en algún momento la necesidad de recurrir a la cuarta pared, que no existe, que es virtual, se cierra el cuadrado, para resguardarse de presencia del público, al mismo tiempo cultivando el voyerismo del espectador, que se siente en presencia de una intimidad velada por rayos equis.
Si pensamos en el deseo de comunicar a distancia, por ejemplo a través de una carta, esta es protegida en un sobre, que es el espacio que le otorgamos y sellamos, autorizando sólo a una persona a abrirlo y descubrir su misterio. Confiamos en que este ropaje resguardará la propia intimidad de las caídas, los manoseos y la curiosidad de todos los que la tomarán en el camino. Esperamos, confiamos. El espacio virtual de la red, bueno es un suicidio voluntario de la intimidad, sin embargo el que se aventura a utilizarlo para comunicarse, de verdad, cree, confía, en que no será víctima, o incluso pasa por alto que alguien viole su espacio, si con eso consigue llegar a la persona, a la que de ninguna otra forma podría llegar con esa rapidez, eficacia... Todo es relativo, pero el principio es el mismo, miles de formas, para una sola verdad. Caminos encabronados y largos, para una breve pregunta o enunciado.